jueves, 23 de octubre de 2008

DESCUBREN UN SINDROME QUE AFECTA A LOS LEVANTADORES DE PESAS


El deseo de lograr cuerpos perfectos se transforma para muchos en una verdadera obsesión, pero todo tiene un límite y cuando éste se cruza las consecuencias pueden ser muy perjudiciales.


Un grupo de científicos británicos ha descubierto un nuevo síndrome de distorsión corporal que afecta sobre todo a los levantadores de pesas y que puede llegar a ser mortal. Aunque las pesas sirven para formar un cuerpo musculoso, los hombres que sufren de dismorfia muscular (DM) tienen una autoimagen corporal deficiente y están convencidos de que siguen escuálidos, lo que les impulsa a trabajar más para realzar su físico. "La dismorfia muscular es un nuevo síndrome que se presenta en los individuos muy musculosos (por lo general en hombres) que patológicamente creen que poseen poca musculatura", dijo Precilla Choi, de la Universidad Victoria, en Melbourne, Australia.
Además de pensar que sus músculos no están suficientemente desarrollados, los hombres que sufren de DM también están preocupados por ganar grasa y especialmente inquietos por la forma y apariencia de sus glúteos, caderas, muslos y piernas. La DM es una forma específica del trastorno dismórfico corporal (TDC), una afección en la que las personas sufren una preocupación anormal por un defecto real o imaginario de su apariencia física.

Alguien que tiene TDC puede pensar que su nariz es demasiado larga o sus piernas demasiado gordas, lo que conduce a depresión y ansiedad. Los hombres que sufren de DM están insatisfechos con su cuerpo en general. Choi afirmó que los resultados de su estudio, publicados en el British Journal of Sports Medicine, indican que se necesitan más investigaciones sobre la percepción del cuerpo y la salud. "Si más hombres están yendo al gimnasio para aumentar su musculatura, algunos pueden correr el riesgo de desarrollar DM", añadió.
Choi y sus colegas entrevistaron a 24 entrenadores de pesas habituales a los que se había diagnosticado DM, y a otros 30 hombres que iban a un gimnasio en la ciudad de Boston, Massachusetts, Estados Unidos y los alrededores. Los hombres con DM creían que tenían menos salud, eran menos atractivos físicamente que los otros hombres y estaban más insatisfechos con su tono muscular, su peso y la apariencia general. "Cómo prevenir esto y, en caso de que suceda, qué hacer al respecto son preguntas importantes que deben enfrentar investigadores y practicantes", añadió Choi.


---

No hay comentarios:

Artículos mas vistos