sábado, 13 de septiembre de 2008

LOS CAMBIOS PSICOLOGICOS Y FISICOS DE LOS AAE


Los Cambios Psicológicos

Los esteroides anabolizantes se derivan de la hormona masculina sexual testosterona. Debido diferentes procedimientos de síntesis en laboratorios químicos, la hormona puede sufrir cambios estructurales que afectan sus actividades en el cuerpo. Todas las hormonas de este tipo, tiene efectos tanto androgénicos como anabólicos.

Es el factor anabólico el que es deseable para los atletas, porque es lo que ayuda a estimular el crecimiento muscular, cuando se combina con un entrenamiento duro y una dieta nutritiva.

Por otro lado, el factor androgénico es mucho mas molesto, puede llevar a una alteración de la líbido y a una agresividad aumentada, además de muchos cambios físicos no deseados. Se conoce bien la agresividad aumentada entre atletas masculinos y femeninos que están utilizando anabólicos esteroides.

Desafortunadamente puede llevar a reacciones histéricas sin sentido. En algunos casos se han cometido actos criminales de violación, asesinato, robo y/o combinación de estos bajo la influencia de los anabolizantes esteroides.

El comportamiento depresivo es a veces la consecuencia de uso de los anabolizantes. Estas depresiones son similares a las exhibidas por adictos a las drogas. Algunos atletas intentan combatir estas fases depresivas tomando nuevas dosis o anabolizantes diferentes u otras drogas o estimulantes. Esto puede llevar a adicciones a otras drogas.


Los Cambios Físicos

Los síntomas siguientes mostrados debajo de estas líneas se han observado en usuarios de anabólicos esteroides, tanto atletas masculinos como femeninos.
Estos cambios no solo son un resultado directo de la ingesta de esteroides anabólicos androgénicos, sino un desarreglo complejo de todo el medio hormonal del cuerpo. No te equivoques, las mujeres que toman hormonas masculinas se arriesgan a sufrir cambios fisiológicos irreversibles.


Cambios físicos en general:

  • Metabolismo de las grasas: niveles aumentados de lípidos sanguíneos; secreción de grasa aumentada y como consecuencia, acné y arteriosclerosis.
  • Desarrollo de los ojos saltones típicos de problemas tiroideos.
  • Perdida del vello de la parte superior de la cabeza y mayor crecimiento del vello corporal en ambos sexos.
  • Envejecimiento prematuro del cuerpo (Progeria).


En el Hombre:

  • Crecimiento del músculo esquelético.
  • Niveles de fluidos y electrolitos alterados.
  • Acné.
  • Pérdida del pelo (parcial o total).
  • Ojos saltones (ojos tiroideos).
  • Ginecomastia (sobredesarrollo de los pechos con características femeninas).
  • Niveles de estrógeno aumentados y pseudolactancia.
  • Estrías.


En la Mujer:

  • Crecimiento del músculo esquelético.
  • Niveles de fluidos y electrolitos alterados.
  • Acné.
  • Pérdida del pelo (parcial o total).
  • Ojos saltones (ojos tiroideos).
  • Hombros anchos.
  • Vello facial.
  • Crecimiento de la laringe.
  • Voz más baja.
  • Atrofia del pecho.
  • Crecimiento del clítoris.
  • Virilización.

Las Hormonas y como actúan

El control de las glándulas productoras de hormonas del cuerpo se realiza por un área especial del cuerpo (hipotálamo), que envía sustancias reguladoras a la glándula pituitaria donde se desarrollarán las hormonas estimuladoras de las glándulas.

Estas hormonas trabajan vía glandular e interactúan con las glándulas siguientes: la tiroides, las glándulas adrenales, los testículos u ovarios (según el caso). Las diferentes hormonas del cuerpo tienen que permanecer en equilibrio para garantizar el curso correcto de todas las reacciones en el cuerpo.

Si se aportan hormonas adicionales en forma de pastillas o inyecciones, se rompen las proporciones naturales de las hormonas en la sangre y en los tejidos. Estos desarreglos se transmiten a la glándula pituitaria, el hipotálamo y a todas las áreas del cerebro.

Cuando los anabolizantes esteroides se introducen en el cuerpo, el cuerpo intenta compensar y volver a la estabilidad hormonal alterando su producción normal y su metabolismo. Como reacción a la hormona sexual introducida artificialmente, el cuerpo disminuye su propia producción de testosterona. El efecto a largo plazo de este tipo de drogas, puede ser la atrofia de los testículos. Esto es debido a el hecho de que el cuerpo ha estado recibiendo su testosterona artificialmente y no necesita ya el uso de los testículos para realizar esta función. En un cuadro clínico, unos testículos encogidos son una de las indicaciones clásicas del uso de esteroides en un individuo musculado.

Al contrario, cuando se introducen sustancias anabólicas artificiales en el cuerpo, varias secreciones glandulares pueden incrementarse para ayudar a equilibrar la alta concentración de hormonas anabólicas-androgénicas.

Por ejemplo la hormona tiroidea, las hormonas adrenales, posiblemente incluso, las hormonas pancreáticas y la insulina aumentan. Estos cambios pueden llevar a síntomas que normalmente solo se ven como resultado de una función anormal de una de estas glándulas y muy raramente, de un grupo de estas glándulas.

No hay comentarios:

Artículos mas vistos