sábado, 13 de septiembre de 2008

INFORMACION SOBRE LAS AYUDAS QUIMICAS


ANTES DE CONSIDERAR LOS ANABOLICOS ESTEROIDES COMO OPCION

Descubrimientos científicos han confirmado lo que algunos culturistas sospechaban desde hacía ya muchos años; existe un límite genético para la cantidad de músculo que puede soportar tu cuerpo.

Se dijo que después de un cierto punto en el entreno a largo término de los culturistas avanzados, no se producía una mayor hipertrofia de las células musculares. Los investigadores creen que esto representa una barrera natural que evita que se produzca un crecimiento muscular después de un nivel específico.

En las etapas iniciales del entreno de resistencia, la hipertrofia muscular (el crecimiento) se debe en gran parte a un aumento en la síntesis proteica que contribuye al crecimiento muscular. Este estado anabólico es bien recibido por el cuerpo. Esta es la razón por la que el culturista que empieza, a menudo consigue mejoras tan espectaculares durante el primer o segundo año de entreno efectivo. No es nada extraño escuchar que han aumentado 6 u 8 kilos de masa muscular limpia durante el primer o segundo año de entreno.

Estas mejoras podrían posiblemente realizarse sin el uso de los Anabólicos Esteroides (AE). Obviamente el culturista principiante que consuma una cantidad abundante de alimentos densos en nutrientes, entrene intensamente y se permita una gran cantidad de tiempo para recuperarse experimentará los mejores logros.

Eventualmente todos los culturistas empiezan a experimentar épocas sin progresos. Estas son las etapas en las que los aumentos en tamaño y fuerza no se producen. Estas etapas sin progresos pueden aparecer por una gran diversidad de razones y necesitan examinarse.

Muchas veces una etapa sin progresos representa lo que algunos llaman el sobreentrenamiento. En esta situación se supone que la cantidad de ejercicio físico que el atleta está practicando va más allá de las capacidades de recuperación del cuerpo. El “sobre-entreno” también podría llamarse “sub-recuperación”. Esto sucede porque el cuerpo no se está recuperando del estímulo que se le está aplicando durante el ejercicio y esto no potenciará un estado anabólico. Generalmente las épocas sin progreso que se producen por esta razón pueden superarse recortando la frecuencia del entreno, durmiendo más, y mejorando la ingesta nutritiva.

El estancamiento del entreno es otra razón común por la que los culturistas experimentan épocas sin progresos. Recuerda que el entrenamiento con pesos debe aportar un estimulo al cuerpo para que aumente la síntesis proteica y construya nuevos tejidos. Si este entreno no sobrecarga los músculos, no recibirán un estímulo para crecer. Muchos culturistas son capaces de superar estos puntos de estancamiento aumentando la intensidad del entreno variando los estilos del entreno. Lo último se consigue con éxito cambiando las rutinas de ejercicios cada 4 a 6 semanas.

Una ingesta alimenticia deficiente es otra razón por la cual algunos culturistas experimentan épocas sin progresos. Incluso si el entreno crea un estímulo para crecer, y se permite un tiempo adecuado de recuperación, el crecimiento no tendrá lugar si una gran abundancia de nutrientes, que son esenciales para la reparación del organismo, no están presentes en la sangre. Esto probablemente juega un papel más importante en la optimización del entrenamiento con pesos de lo que la mayoría de la gente se imagina. Los culturistas tienen unas enormes demandas de nutrientes que son creadas por los periodos de entrenamiento intenso. Si no se mantiene una nutrición óptima, todos los entrenamientos serán en vano.

Muchos culturistas superan estas épocas sin progresos remodelando sus hábitos nutricionales. Esto puede incluir hasta educarse completamente de que tipos de alimentos contienen los nutrientes apropiados. Es también útil aprender como prepararlos de forma que estos alimentos puedan ser consumidos frecuentemente durante el día.

Una nutrición óptima requiere a menudo de algunos suplementos nutricionales. Se sabe muy bien que los culturistas requieren grandes cantidades de proteína completa y de alta calidad. Durante los últimos años, la importancia de los carbohidratos complejos ha sido muy enfatizada. El área más dejada en el programa nutricional del culturismo medio es aún el área de la ingesta de carbohidratos. Los carbohidratos son preservadores de la proteína, aportan energía e incluso juegan un papel muy esencial para quemar los lípidos (la grasa). Habría que animar a todos los culturistas a que examinaran sus programas nutricionales muy minuciosamente. No es solo un rumor que la mayoría de los culturistas que triunfan consumen 5,000 a 10,000 calorías densas en nutrientes. La mayoría de culturistas que entrenan y no crecen, consumen entre 2,000 y 3,000 calorías al día.

Eventualmente, incluso los culturistas más altamente entrenados y experimentados alcanzarán su límite genético o estancamiento final. Este es un punto en el que el cuerpo sencillamente no ganará más músculo de una forma natural. Se ha dicho que es en este punto, en donde aunque el culturista lo esté haciendo todo bien para crear un estado anabólico, el cuerpo lo inhibe. El cuerpo de hecho puede aumentar su liberación de hormonas catabólicas en este punto, de forma que cualquier músculo nuevo que se produzca después de ese límite, sencillamente será destruido por estas hormonas catabólicas.

Este límite o techo está ampliamente determinado por la genética, y obviamente varía de un individuo a otro. La única forma de continuar la hipertrofia muscular más allá de este punto es a través de la manipulación hormonal. Esto puede incluir el uso de Hormona del Crecimiento (HC) suministrada de manera exógena., anabólicos esteroides o utilizar sustancias que afecten los niveles endógenos de la HC y/o los andrógenos.

Los Anabólicos Esteroides han demostrado ser una forma extremadamente efectiva de superar este obstáculo natural. La utilización de la HC sintética también ha demostrado ser muy efectiva para superar los factores que controlan este límite o techo genético. La efectividad de estos tipos de sustancia explica su continuada popularidad.

Hay muy pocas sustancias naturales o sin prescripción médica que aportan al culturista una ventaja hormonal que le ayudará verdaderamente a superar el límite de hipertrofia genética de su cuerpo. Muchos suplementos naturales proclaman ser una fuente exógena de testosterona o aumentar la producción endógena de la misma, sin embargo muy pocos de ellos funcionan. Otros suplementos naturales han sido anunciados como potenciadotes de la liberación de la Hormona del Crecimiento por la glándula pituitaria. Estos productos, principalmente combinaciones de aminoácidos, se ha descubierto que son también en gran parte ineficaces. Existen un par de posibles excepciones.

Así que vemos que es posible para los atletas superar muchas épocas sin progreso en sus programas culturistas, pero incluso los atletas que lo hacen todo bien, eventualmente llegarán a un punto en donde llegarán al máximo. Si hubiese alternativas naturales legales y/o más seguras que los Anabólicos Esteroides a las que pudieran dirigirse los culturistas en esta situación, ciertamente disminuiría el uso ilícito de estas drogas.

Quizás a medida que la ciencia siga avanzando, se descubrirán alternativas efectivas a estas sustancias químicas. Esto podría implicar sustancias que aumentan de una forma natural la secreción de la Hormona del Crecimiento, la secreción natural de testosterona, o sustancias que inhiban la información catabólica de los mecanismos del sistema endocrino. Puede incluso ser posible que el límite genético pueda ser inhibido o elevado más allá de su punto de estancamiento natural. Si elevar este límite es de hecho posible, ello permitiría a los culturistas disfrutar de aumentos de tamaño muscular y fuerza sin arriesgar la salud en el proceso.

Es el momento para que la medicina deportiva tome enfoques más específicos y creativos hacia los problemas a los que se enfrentan los atletas modernos. Parece que esta es la única forma por la cual los atletas abandonarían el uso de los esteroides anabólicos por sí mismos.


---

Artículos mas vistos